El término español Jesús es una transliteración del griego Iesous o el latín Iesus, procendentes del vocablo hebreo Yeshua, que significa “Yahvé salva”, una forma tardía presente en el período neotestamentario de un nombre anterior, Yehoshua (Josué), que significa “Yahvé es salvación”. Este término hebreo se usa en todas las Escrituras hebreas para referirse a la salvación, liberación, socorro o seguridad tanto físicas como espirituales.

El nombre era conocido y usado en los tiempos bíblicos, pero solo con el nacimiento de Jesús de Nazaret se hizo realidad plena el significado del mismo. Cuando el ángel visitó a José para informarle de que Dios había elegido a María para ser la madre del Mesías, le dijo estas palabras: “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21).

Anuncios